Sobre este Libro

Cuando hay luz vemos todos los colores. Cuando hay poesía el alma se llena de color.

44 poemas ordenados por familias de colores, que nos descubren el origen y el nombre de los colores, así como personajes e historias inolvidables.

Como una caja de colores para estrenar, este poemario regala un poema para cada tonalidad. El planteamiento de ilustración que propone Alicia Varela, muy original, regala poesía visual y, además, juegos de observación que se suman al juego de palabras propuesto por Molist. Un poemario inusal, que ofrece múltiples lecturas, luminoso y muy colorista. Un regalo para los sentidos.

¡Un MiniMini imprescindible!

– Porque es poesía y la poesía es fundamental en la vida de las personas. La poesía desarrolla el gusto por la belleza e incrementa la sensibilidad y la libertad imaginativa gracias a su componente estético; aporta ritmo y musicalidad que ayudan a facilitar el aprendizaje de la lengua; es un medio directo de comunicación con el mundo y con los demás y provoca el deseo de expresarse oralmente; sirve como refugio o antídoto de una civilización tan tecnificada como la actual y contribuye al mejor conocimiento y uso del lenguaje.

– Existen muchos poemarios pero la originalidad de Hilera de colores radica en el hilo conductor, los colores. ¿Quién puede resistirse al olor y a la belleza de una caja de lápices de color? ¿Hay algo más evocativo?

– Juegos de observación visual. Cada poema está ilustrado por un detalle y, al final de cada capítulo de color, aparece una ilustración doble donde aparecen dichos detalles juntos, creando una poesía visual; el juego de ir descubriendo los detalles es muy estimulante plástica y cognitivamente. Más allá de la poesía visual y textual, esta obra permite aprender curiosidades e información sobre los colores.

– Y qué decir del apéndice final del libro, como en todos los MiniMini, que convierte a este libro en un libro de ficción con apuntes de no ficción; un híbrido ideal para despertar el interés por el conocimiento y el gusto por la lectura.


Sobre los autores.

PEP MOLIST (Manlleu, 1965) y ALICIA VARELA (Gijón, 1974)
Un poeta y una poetisa visual.
Nunca antes habían colaborado, pero se han amalgamado deliciosamente bien para hacer este libro, tan bien como se amalgaman las fresas con el chocolate. Ambos empezaron a crear (él a escribir y ella a ilustrar) para expresar los sentimientos que guardaban dentro, muy profundo. Ambos necesitan el silencio para trabajar. Él el nocturno, cuando todo duerme; ella el matutino, muy temprano, cuando todo aún permanece dormido. Están de acuerdo en que su plato preferido es el arroz. Pep lo prefiere hervido para poder  mezclarlo con mil ingredientes. Alicia, en cambio, suspira por el arroz con marisco, degustado delante del mar. Él tiene el amarillo por color preferido, lo combina con todos los colores para vestir (excepto con el negro, claro, si no, parecería una abeja). Ella es de azules, del ultramarino exactamente; dice que le regalaron un cuaderno de hojas azules y le encanta dibujar en él porque es como bucear en un océano.

 

  • Edad recomendada: Lectores +6
  • Páginas: 144
  • Autor: Pep Molist
  • Ilustradora: Alicia Varela
  • Colección: MINIMINI
    Mini Joyas para Primeros Lectores